Parkings japoneses, aprovechando al máximo el espacio

En España, contar con un aparcamiento como el que nos puede proporcionar un parking en Gran Vía Logroño es toda una comodidad en comparación con lo que sucedería en un país como es Japón donde adolecen tanto la falta de espacio.

Así son los parkings en Japón

En ese país, ya que no tienen una gran superficie por habitante, la única forma de construir y aprovechar al máximo el espacio es en vertical. Además, quien haya estado allí, verá que es muy raro ver un coche aparcado en la calle, a no ser algunos lugares específicos que por una cantidad de dinero, dejan aparcar durante un momento.

Japón tiene más de 80 millones de vehículos y muy poco espacio para aparcarlos. Allí, lo normal es que muchas personas cuenten con su propia plaza de garaje en sus casas o en los parkings de sus edificios, pero el verdadero aparcamiento lo encontraremos repartido en diferentes estructuras elevadas repartidas por todas las ciudades.

En estas estructuras se consigue almacenar un gran número de vehículos, pero esto no es algo nuevo, es una tendencia que apareció en la década de los años 60 y que sigue teniendo un gran auge hoy en día, con más de 10.000 parkings de estas características distribuidas por todo el país.

En cambio, en España los aparcamientos son muy diferentes, aunque claro está, nuestra población es menor y tenemos más espacio por habitante, el suficiente como para tener aparcamientos completamente cómodos en los que dejar nuestro coche de manera holgada, sin necesidad de dejar "encajado" el vehículo en un aparcamiento casi diminuto.