Los problemas de los garajes comunitarios

Aunque en un principio, contar con un garaje comunitario puede parecer todo comodidades, o cierto es que no es así y que en muchas ocasiones, la mejor opción antes de adquirir una plaza de garaje comunitaria es mejor contar con un aparcamiento en Logroño especializado para evitar problemas.

Qué problemas ofrecen los garajes comunitarios

Aunque el propietario de la plaza de parking puede ocuparla como quiera, siempre que no moleste a otros propietarios, uno de los problemas que podemos encontrar es que además de aparcar el coche, también se aparque la moto. En este caso, si sucede algún problema, el seguro solamente cubrirá un vehículo por plaza. Además, nunca cabrán por completo moto y coche y podrá ocuparse parte de la plaza de otro propietario o incluso zonas comunes, lo que está prohibido.

Si somos propietarios de una plaza de garaje comunitario y alguien aparca en nuestra plaza, podemos olvidarnos de llamar a la policía, dado que no pueden intervenir en una propiedad privada sin tener una orden judicial. El coche que haya ocupado nuestra plaza se habrá ido antes de que la policía tenga esa orden.

Otro aspecto que podemos encontrarnos es que los propietarios utilicen la plaza de garaje como si fuera un trastero, dejando cajas, colchones, somieres, muebles o cualquier otro elemento. Siempre que no moleste, podrá hacerlo, el problema es que muchos de esos elementos pueden llegar a ser inflamables, lo que supone un importante riesgo de incendio. Entonces la cosa cambia, por eso hay que tomar medidas antes de que suceda algo.